10 ago. 2014

Con y sin Dolores




Invadidos de mas allá, de fronteras,
que se achique el mundo
gritemos por la unión
que todo sea un mas acá
hasta ser uno

Te esperaba desde hace tanto,
aunque nunca te busque
surgiste de un poema,
respondiste esa plegaria que temí hacer
instalándote donde no esperaba.
Si, tu realidad te supero.

Te amé antes de que existas para mi,
nos abrazamos en mil marchas
te besé en la frente al dormir
tu espacio en mi cama te esperaba
tantas veces nos amamos antes de que seas.

Pero nuestros cuerpos se faltan todavía
y vuelven a invadir las dudas del deseo, del amor,
¿como será tocarte, a que curvas se adaptaran mis manos?
¿explotará en nosotros el tacto como una supernova?
¿como será la presión de la almohadilla de tus labios,
y su sabor?
besarnos, reventarnos, desarmarnos, comernos y recomernos
agotarnos, desagotarnos
y dormir entre tus pechos
¿cómo será?

Verte en la pantalla es el oasis
yo el sediento de mil noches
tu sonrisa, tu cuerpo, toda vos ahí
el agua se derrama frente a mi
tan lejos, tan fresca 
y mis labios secos

Por la ciudad caminando,
hay un vacío donde debiera estar tu mano,
ese algo tan simple que recuerda
que estoy vivo,
o podría estarlo.

Hay veces en que tiemblo
al recorrerte en mi cama
acariciándote donde no estas
hirviendo donde faltas.
Eternas noches de ausencia

Cuando al fin seamos,
vamos a fundar una dinastía de orgasmos,
besos y caricias,
bajo la bandera del Amor
el único imperialismo que acepto.

El no lugar, la utopía,
no pensé que se aplicara a personas.
Al estar de frente mirándonos,
y en silencio con media sonrisa,
vamos a gritar
Te amo
y quebrarnos de un beso.


Matías Humarán

No hay comentarios.:

Publicar un comentario