19 jul. 2011

Ya fue



Amiga, que mal tu temor,

tenes que entender:

solo cuando muere la flor,

el fruto puede nacer.


Amiga, no te culpes,

tenes que saber:

más firmes son los pies

después de caer.


Amiga, aquello terminó,

y vos sabrás si lo valió.

Pero sabes: lo que no te mató,

más fuerza te dio.


Matias Humaran

No hay comentarios.:

Publicar un comentario