14 may. 2011

Su perfume




Lo sentí entre la lluvia tropical,
un dulce regalo que me dio la brisa
para tranquilizar mi alma de carnaval
en esta selva de estúpida prisa.

Fue simple destruir la rutina
romper ese programa mental
que nos esclaviza, y creemos no termina,
esa ilusión que nombramos "mundo real".

Volar del bosque al desierto y de ahí al mar...
que cerca está el mundo cuando no pensamos.
Cuando los sentidos se disponen a saborear
las infinitas razones que, ausentes, olvidamos.

Me atrapó de nuevo el perfume de su piel
me distraje, y me envolvió el pasado.
Me enredé con sus caricias de engañosa miel
y el gris de la ciudad pareció ser iluminado.

El destino, ese laberinto, me devuelve a vos.
La distancia no existe de pronto, y te siento
conmigo como al descifrar como sos.
Pero a este encuentro se lo lleva el viento...

Y el presente trae de nuevo mi sonrisa.
Todo es todo; y vos, de nuevo, estás en mí.
Le doy a la melancolía una alegre paliza;
y estoy acá, ahora, y no importa que fue o fui.

Matias Humaran

No hay comentarios.:

Publicar un comentario