4 jun. 2009

Amor real




Debí haberme dado cuenta
que no sabías amar,
como espere que un arroyo
supiera de las olas y la sal.

Te importa solo lo que se comenta
los demás manejan tu pensar,
tu mundo es un murmullo
que solo dice lo que hace mal.

El cielo ya se lamenta
y no hay nada que lo pueda calmar,
y vos respondes solo a tu orgullo
las lágrimas del cielo y mías te dan igual.

Se que de mi nada te inquieta.
Yo por vos me puedo humillar,
pero tu helado corazón tiene un hoyo
y lo que digo y hago va allí por un canal.

¡Ay amor! Si este poeta
pudiera tu amor al fin encontrar,
esa tundra, con que cruelmente me maravillo,
se convertiría en el mas hermoso rosal.




Matias Humaran

2 comentarios: