5 mar. 2013

Caminante




Clandestino
habitante de rutas
que no saben del asfalto.

Hay ciertos placeres
que los quietos desconocen,
esos presos acomodados
que se creen libres
cuando miran por la ventana.

Somos sus locos
quienes trazamos sendas
en las que nos siguen
con sus eternas criticas,
o lo desean.
Los caminos marcados
llevan a los mismos lados
no tienen novedades, no.

La Libertad
puede estar
en hacernos rumbos
con estrellas de otros cielos,
las mismas o bajo la lluvia.
Entender que la noche
suele ser mas tranquila
y la Luna
siempre es un milagro.


Matias Humaran

No hay comentarios.:

Publicar un comentario